A sólo dos horas de la ciudad de México, VILLA AMACALLI es el lugar ideal para descansar del ajetreo de la semana respirando el aire puro y transparente de la montaña, disfrutando del paisaje con caminatas o paseos en bicicleta, visitando el pueblo y sus atractivos, o el museo de la mina de oro más importante del mundo a principios del siglo XX.

VILLA AMACALLI se encuentra a media hora de la reserva de la mariposa monarca más importante de toda la región, a menos de una hora de varios balnearios de aguas termales, reconfortantes y curativas: los Azufres, las Adjuntas, Araró, Tepetongo.

Sitio web: http://amacalli.com