Descubierta en 1899, se produce una enorme bonanza con la tecnología Franco-Inglesa y el uso de la energía electrica, telégrafo y teléfono, fue primera productora de oro en el mundo en los años de 1908 a 1913. Actualmente funciona como lugar turístico donde usted puede disfrutar de un agradable paseo y la visita del museo tecnológico.
Es uno de los pocos museos de sitio que existen en nuestro país.

El lugar muestra edificaciones originales, salas de exposición, visita a la mina, talleres de mantenimiento originales, zona recreativa y la venta de artesanías.

Descubierta en 1899, se produce una enorme bonanza con la tecnología Franco-Inglesa y el uso de la energía electrica, telégrafo y teléfono, fue primera productora de oro en el mundo en los años de 1908 a 1913. Actualmente funciona como lugar turístico donde usted puede disfrutar de un agradable paseo y la visita del museo tecnológico.
Es uno de los pocos museos de sitio que existen en nuestro país.

A principios del siglo XX se abrió la mina dos estrellas sinónimo de tecnología, y que llegó a ser la principal mina de oro y plata del país. Sus años  más productivos fueron de 1905 a 1913. En ese tiempo trabajaron en ese sitio cinco mil empleados y la producción alcanzó los 45 mil kilos de oro y 40 mil de plata. Con la Revolución decayó la producción minera. Cerraron casi todas las minas del país, pero “La Dos Estrellas” siguió trabajando, aunque a nuestro país le quedó muy poco beneficio de la actividad de esa mina ya que la mayor parte del oro salió hacia Inglaterra.
Un “error tecnico” de la mina dos estrellas fue causante de una gran tragedia en 1937, en la cual un desplome de lama sepultó a la tercera parte del pueblo de Tlalpujahua. Trescientas personas murieron ese día.
Actualmente la mina alberga el Museo Tecnológico del siglo XIX, el cual es una parada obligada para todos los que visitamos Tlalpujahua.
Visita al museo dos estrellas en Tlalpujahua
Al llegar al museo, en la entrada del mismo sobresale una frase: “La cultura, como el sol, son gratis”. La entrada al museo es gratuita.
Muestra hora de llegada fue justo a tiempo, ya que en ese momento iniciaba la visita guiada. Comenzamos la entrada a la mina, adornada ahora con un Mural.

El museo, a parte de ser un museo en sitio, tiene otra peculiaridad: Es un museo de arte. El administrador del museo tiene dotes artísticas y ha convertido a la mina en una galería de su propio arte. El mural a la entrada de la mina fue pintado por él, en el antiguo almacen de materiales hay una galería de arte pintados por el, a la venta. Tambíen hay cerámica y nos informó el guía que dan clases. Con antiguas herramientas y fierros viejos hay esculturas donde destacan “la pera”, “autoretrato”, “el quijote de la mancha”. Hasta los troncos de árbol son lienzo para expresarse.