Se encuentra en el oriente del pueblo y fue construido en el siglo XVII, aquí es donde se encontraba pintada en un pared de adobe la imagen de la Virgen del Carmen, estos vestigios son testigos de la historia y protagonistas del gran milagro de 1937, en que el retablo erigido en honor de la Virgen del Carmen sobrevivió a la catástrofe que sepultó gran parte del pueblo el 27 de mayo de 1937.